martes, 9 de febrero de 2010

Vuelta a las andadas :)


¿Quién me iba a decir a mí que volvería a este mágico lugar? Irlanda, la verde y lluviosa. El perído de estancia esta vez es más largo, casi en el ocaso del mismo. La oportunidad de volver ha surgido por estudiar filología inglesa y que entre los destinos erasmus se ofertase Galway, Irlanda. Si lo comparo con la capital, me gusta más que Dublín, porque es menos bulliciosa, y quizá el hecho de que lleve viviendo aquí casi seis meses y un poco más han hecho que me vaya gustando poco a poco más. Lo má difícil fue el comienzo, como en todas partes, pero bueno, cuestión de aclimatarse. Al menos la gente es hospitalaria y amable, que eso siempre hace mucho.
Esta experiencia me ha permitido conocer gente diversa y en cierto modo, tengo una pequeña familia entre mis amigos irlandeses y españoles.
He estado desaparecida de este mundo de blogs por diversas razones: falta de tiempo, que no me recordase la web como usuaria en un momento en el que deseaba escribir... en fin, de todo un poco.
Transcribo aquí esa publicación frustrada:

Carta 12 de Dic de 2009

Nadie le dijo al viento que quise ser un susurro veloz; que al escribir desaparece mi armadura exterior.
Nunca antes había imaginado sentirme a veces tan vacía y a veces tan llena.
No sabéis lo que es estar sólo, tampoco sabréis lo que es que a veces sientas pena.
A veces miro la vida pasar, como un transeúnte que es simplemente espectador, en tanto otras me adentro en los sinsaberes del mundo a mi alrededor.


A veces desearía ser susurro para pasar desapercibida, otras grito cuando siento que no sé lo que necesito ni su justa medida. Tal vez un abrazo o una sonrisa cálida, puede que simplemente necesite estar entre tus brazos para sentirme viva. Pero sé que no es posible, porque la vida sigue y tú no estás aquí, porque por mucho que quiera no puedes volver junto a mí. Ojalá no te hubieras tenido que marchar, no derramaría las lágrimas que bajando por mis mejillas están. Sé que es duro y es así, que tal vez estés en un lugar mejor, si es que existe el cielo, yo espero que si.


Tengo tanto que contarte que temo me falte espacio en la hoja que en blanco está, quizá debería serenarme, pero sé que es difícil sin tener nadie con quien hablar. (O sentirme así, quizá haya algún confidente en quien pueda confiar). A veces no lo demuestro porque lo llevo por dentro pero otras, no puedo evitarlo, te echo de menos.


Lo escribí en un momento no demasiado bueno para mí, y porque deseaba escribirlo, pero bueno, supongo que todos tenemos ese talón de Aquiles que nos hace buscar una vía de escape, un modo de desconectar y dejar fluir las emociones. Ya que la danza, mi otro medio de expresarme, no la puedo practicar aquí con la asiduidad deseada, al menos tengo la escritura que es mi vía de escape.
Hace mucho que no escribo nada de poesía, pero no me siento con ánimos de versificar mis pensamientos, sino más bien siento la necesidad de dejarlos fluir sin más orden ni concierto que el que marcan los signos de puntuación.
Me ha dado una alegría ver que tengo un seguidor/a :) espero que vea esta entrada y se anime a comentar.
Un besote a todos, a cuidarse y seguid escribiendo.

1 comentario:

pecadocapital79 dijo...

Vine por casualidad, lei un poco y me gusto, volveré, un saludo.